Septiembre 2018: Resumen de mercados

En septiembre, el peso se apreció en 2,7% con respecto al mes inmediatamente anterior, culminando con una tasa de cambio de $2.972,2 y un dólar spot de $2.962,8, explicado principalmente por una menor aversión al riesgo de los inversionistas en mercados emergentes luego de los fuertes movimientos presentados en el mes anterior. La mejora se presentó tras registrarse menores volatilidades, explicadas por ajustes de política monetaria en Turquía y nuevas negociaciones con el Fondo Monetario Internacional por parte de Argentina, trayendo un respiro a los mercados emergentes. Así como por un desempeño positivo del precio del petróleo ante expectativas de menor oferta global del commodity. Es importante precisar, que los mercados continúan en alerta frente al comportamiento de los países emergentes, ante fuertes desbalances fiscales y de cuenta corriente en algunos países, así como el endurecimiento de las condiciones financieras del mercado ante continuidad de expectativas de aumento de tasas en EE.UU.