Octubre 2018: Resumen de mercados

En octubre, el peso se devaluó 8,3% respecto al mes inmediatamente anterior, culminando con una tasa de cambio de $3.219,8 y un dólar spot de $3.221. Este resultado está explicado principalmente por el fortalecimiento del dólar a nivel global ante las expectativas de continuidad de políticas contractivas en la FED, resultados positivos en la economía americana y una fuerte disminución de los precios del petróleo. Asimismo, ha incidido en este comportamiento  la mayor aversión al riesgo de los inversionistas ante preocupaciones por las tensiones de carácter comercial entre China y EE.UU.; las tensiones de carácter político, entre las cuales se destacan el asesinato del periodista Jamal Khasghoggi en Arabia Saudita (situación que podría comprometer los precios del petróleo ante eventuales sanciones); las discusiones en la zona euro respecto a la propuesta presentada por el gobierno italiano de un mayor déficit fiscal y la incertidumbre comercial frente al Brexit. En el período, el dólar alcanzó máximos no vistos desde marzo de 2016 y acumula una apreciación en el año corrido de 7,90%.

El período se caracterizó por fuertes volatilidades y un mayor movimiento de los inversionistas a activos refugio, así como presiones sobre los mercados ante expectativas de reducción del crecimiento mundial, en especial de la economía china.