Diciembre 2018: Resumen de mercados

En diciembre, el peso se devaluó 0,4% respecto al mes inmediatamente anterior, culminando con una tasa de cambio de $3.249. Este resultado es explicado por dos razones principalmente. En primer lugar, la continuidad de la aversión al riesgo ante la incertidumbre global asociada a expectativas de un menor crecimiento mundial, pese a que al cierre del mes de noviembre, luego del G-20, se concretó una tregua a la guerra comercial entre los presidentes de EE. UU. y China. En segundo lugar, incidió la fuerte disminución de los precios del petróleo en el periodo. Asimismo, las subastas para acumulación de reservas internacionales del Banrep y una mayor demanda de dólar de inversionistas y empresas por el cierre del año afectaron el precio de la divisa. En el mes, el Peso alcanzó su máxima devaluación frente al dólar llegando a cotizarse en $3.295, impulsado adicionalmente por menores volúmenes de negociación característicos del periodo.