Continúan en terreno positivo la producción industrial y las ventas minoristas.

La producción industrial en julio registró una expansión de 3,5%, cifra inferior en 3,2 p.p. a la registrada para el mismo período del año 2017 en la que se obtuvo una expansión de 6,7%. Sin embargo, la dinámica fue superior a la presentada en los dos meses anteriores, cuando se presentó un crecimiento de 1,3% y 2,9%. En efecto, la producción industrial sin tener en cuenta la refinación de petróleo fue positiva y alcanzó una variación de 3,8%.

Por su parte, las ventas minoristas registraron un crecimiento de 3,2%, levemente inferior al presentado un año atrás de 3,3%, e inferior al expuesto hace un mes (6,3%). No obstante, las ventas sin considerar combustibles repuntaron con un crecimiento de 3,6%, cifra superior en 0,5 p.p. a la presentada en julio de 2017 y la mayor registrada para el período desde julio de 2015 (4,8%).